viernes, 12 de febrero de 2010

PENSAMIENTOS (feb 10)


NANA
(por Xavi Martín)


En diciembre presentamos una versión de Michael Jackson a duo con nuestra buena amiga Sonia R. y ya comentábamos que no sólo había estado ella en la grabación también había venido Alex dentro de la barriga de Sonia. Ahora Alex ya está en el mundo, llegó un día antes de mi cumpleaños (dato, quizá irrelevante, pero que a mi me hace ilusión). El caso es que Lila Dit Ça quería hacerle un regalo especial y se nos ocurrió componerle y grabarle una nana ( a parte de regalarle una camisetita de KISS). Y este mes queremos compartirla con todos.

Esperamos de corazón que Alex crezca sano, fuerte, creativo y que quiera ser músico. Y también que le dé un poco de tregua a su madre para que pueda seguir cantando con los GET READY, que son su grupo, y colaborando de vez en cuando con nosotros. Asi que con todo nuestro cariño esta nana es para Alex y sus papás.


NANA PARA ALEX

Alex duérmete has de descansar
para que mañana puedas madrugar
recorrer el mundo en un gran avión
hecho de ilusiones e imaginación

Alex duérmete y podrás soñar
con un nuevo mundo en el que serás
el viento que recorre toda la ciudad
y la lluvia fina que cae en el mar

Alex duérmete es muy tarde ya
y papá y mamá han de descansar

LILA DIT ÇA

jueves, 11 de febrero de 2010

UN ADIOS


"AMADOR"
(por Xavi Martín)

Por otro lado, en enero, recibíamos la triste noticia de la muerte de un gran músico y un gran amigo nuestro. Amador Hernández cantante, maravilloso cantante de tangos, del grupo TANGO ZERO de Salamanca. Un hombre sensible y un gran vividor, una persona tan querida como para que nos duela en lo más hondo su pérdida, y un personaje tan querido como para que Salamanca le haya hecho un homenaje tocando su grupo y exponiendo sus cuadros. Yo sé que vivió su vida como quiso y que la apuró hasta la última calada aunque el cigarro se acabase demasiado pronto, por eso sé que ahora ha de estar en el cielo de los tangueros como mínimo. Y porque sé que nadie muere realmente mientras sea recordado, sé que Amador será inmortal porque nos dejó muchas cosas, muchos sentimientos y mucho arte que difícilmente se olvidará.

Y supongo que así se compensa la vida a sí misma. Alex que viene y Amador que se va, y nosotros que nos acordaremos de ambos.



ERRANTE

tira p'al cielo
y espéranos allí
ve caldeando a la gente
hasta que lleguemos

tira p'al cielo
tienes hueco allí
donde queremos verte
en el cielo de los tangueros

tu nombre que lucía en los carteles
hoy lo hace en los corazones
de los que te quieren

"Amador Errante" y errado
benditos los errores
que en tu boca se hacían tango

LILA DIT ÇA

RELATOS (feb10)





LUZ (I)
(por Fer Lima)

En la ventana había quedado una ranura abierta. Entraba una brizna de sol y ella, dejando de prestar atención a los juguetes por un momento, se quedó mirando, ensimismada. En el rayo de luz flotaban sin rumbo cientos de motas de polvo
- ¿Qué son esas cosas, papá?
Qué cosas, le pregunté curioso.
- Esas cosas que hay en la luz.
Me costaba entender, así que me levanté y me puse a su lado, desde donde, ahora sí, podía ver mucho mejor el rayo de sol y las motas de polvo que flotaban. Entonces comprendí.
Son los señores de la luz, le dije. Ella abrió aún más sus ojos verdes e inmediatamente quiso atrapar alguna de esas partículas que se movían inquietas en el aire.
Espera, no los molestes, le avisé. A los señores de la luz no les gusta que les interrumpan cuando están viajando. ¿No ves que cuando acercas la mano se mueven mucho más rápido?
- ¡Es verdad!
Y se alejó un poco. Entonces las motas de polvo recuperaron la calma y continuaron su tranquilo deambular por la habitación.
- ¿Y a dónde van los señores de la luz, papá?
Si quieres les preguntamos, propuse.

YO CONTRA EL MUNDO (feb10)


SIN HONOR
(por Eva Ortiz)

Hay dos cosas que no soporto en esta vida: la gente que no tiene sangre en las venas y los que quieren tener hijos para no quedarse solos, a los últimos les contaría una divertida y entrañable anécdota: El otro día iba yo en el autobús nº 3 de camino a casa. Delante de mí estaba sentado una especie de humano de unos quince años con colega adjunto, al que le contaba el apasionante y sintomático relato de cómo le habían expulsado del colegio/ instituto por tirarle una tiza a la cabeza a su profesora de Matemáticas. Sin contar la expresión oral del chaval (que por sí sola era para tirarle de cabeza por la ventanilla y pasarle un tráiler por encima), tan entrañable relato me hizo dejar de pensar en mis cosas para prestarle toda la atención posible. El muy idiota estaba como unas castañuelas porque no iba tener que ir a clase en una semana, y además se había ganado el respeto de sus compañeros por el valiente acto en sí, a saber: lanzar un objeto con toda su mala leche por la espalda y a traición. Pues muy bien chaval. Así se hace. Bajé del autobús una parada antes de la que me correspondía porque de lo único que tenía ganas era de decirle que definitivamente dejara los estudios. ¿De qué le va a servir la ESO a un espécimen que se pasa la clase de mates tirando tizas al personal?, ¿por qué mis impuestos van a parar a intentar formar intelectualmente a ese proto organismo?. Y no es un caso aislado, ojalá. Los mismos padres, pedagogos, y demás profesionales de la educación piensan que estas generaciones son así porque lo han tenido todo. No les ha faltado de nada. Pero es mentira. Lo que les falta es honor. Y amor propio. El sentido del ridículo lo vamos a dejar a un lado (porque aquí el lanzatizas llevaba unas mechas rubias cuanto menos impactantes) finalmente, todos hemos sido adolescentes (y alguno en los ochenta...) Y yo digo, ante esta situación...¿no es preferible quedarse solo?