lunes, 2 de febrero de 2009

PENSAMIENTOS "MONOCRÓMICOS"



FRÍO "MONOCRÓMICO"
(por Xavi Martín)

De nuevo viajaba a mi tierra, Salamanca, pero esta vez en invierno. Y hacía años que no volvía a ella en invierno. Años de destierro invernal, años en los que mis mejillas no estaban a flor de rasgarse y el cielo blanco. Años de frío por no tener frío, mi frío. Pero volví y el cielo estaba blanco y mis mejillas a punto de nieve.

Esta vez el juego era llevar dos textos cada uno de los jugadores, un texto propio y otro de algún poeta que nos gustase. Y así nos juntamos y así empezamos a jugar. Tocamos, grabamos, recitamos, bebimos, nos reencontramos, escribimos, fotografiamos, fumamos, nos reímos, filmamos, nos quedamos dormidos y al despertar cada uno estaba de vuelta, pero de nuevo con la mochila llena de fuerzas, de poemas, de canciones y de ideas nuevas.

Y así hicimos este frío "monocrómico" que este mes presentamos en forma de canción (original de Yann Tiersen), textos e imágenes.

MONOCHROME


MONOCHROME
(by Yann Tiersen)
(con todo el respeto a su música, tómese esta versión como un homenaje a su autor)
aqui presentamos nuestro video

monochrome:lila


Anyway, I can try
Anything it's the same circle
That leads to nowhere and I'm tired now.

Anyway, I've lost my face,
My dignity, my look,
Everything is gone
And I'm tired now.

But don't be scared,
I found a good job and I go to work
Every day on my old bicycle you loved.

I am pilling up some unread books under my bed
And I really think I'll never read again.

No concentration,
Just a white disorder
Everywhere around me,
You know I'm so tired now.

But don't worry
I often go to dinners and parties
With some old friends who care for me,
Take me back home and stay.

Monochrome floors, monochrome walls,
Only absence near me,
Nothing but silence around me.
Monochrome flat, monochrome life,
Only absence near me,
Nothing but silence around me.

Sometimes I search an event
Or something to remind,
But I've really got nothing in mind.

Sometimes I open the windows
And listen people walking in the down streets.
There is a life out there.

But don't be scared,
I found a good job and I go to work
Every day on my old bicycle you loved.

Anyway, I can try
Anything it's the same circle
That leads to nowhere and I'm tired now.

Anyway, I've lost my face,
My dignity, my look,
Everything is gone
And I'm tired now.

But don't worry
I often go to dinners and parties
With some old friends who care for me,
Take me back home and stay.

Monochrome floors, monochrome walls,
Only absence near me,
Nothing but silence around me.

Monochrome flat, monochrome life,
Only absence near me,
Nothing but silence around me

POEMAS "MONOCRÓMICOS"


FRÍOS POEMAS "MONOCRÓMICOS"

un artista del frío
(por José Encinas)

cerró la puerta tras sus pasos
y llorando bajó por la escalera
si al menos hubiera tenido tiempo
de recordarle a gritos
mi linaje amargo
de lanzador de cuchillos
pero
nada pudo hacer, ella
al parecer
estaba sobre aviso

noche
(por Oscar Sánchez)

a estas alturas escuece
hasta el cuello ante esta
mortecina luz de flexo
que se abalanza aquí

la lluvia cae al no tener
nada por lo que subir
y las farolas dan ese tétrico
tono a la calle

la identificación es total
y la soledad parte de ello

se hace más presente
cuando en la pantalla la chica
se desnuda, se masturba
se toca los pechos por ti
te sonríe, pero no

forma parte del proceso
el asumir el hecho:
nos quejamos de vicio
al hablar de la soledad

el frío del artista
(por Xavi Martín)

estaba advertida
bajo aviso estaba
por eso robó mis cuchillos
por eso esperó
a que de nuevo subiese la escalera

y cuando mi amargo linaje
vendía globos de helio
en las calles..

enjugó su llanto,
abrió la puerta
y afinó su puntería

profundo y triste cabaret
(por Oscar Sánchez)

continúo tocando

han pasado unas cuantas horas del toque de queda
pero continúo tocando

ha pasado una eternidad desde la hora de los vampiros
pero continúo tocando

los camareros barren y pulen las mesas
pero continúo tocando

el último borracho ya ha caído
pero continúo tocando

todos se ha ido ya
pero continúo tocando

alguien debe quedarse
para contar lo que hay
más allá de los párpados
cuando se cierran

inmaculada colección
(por Xavi Martín)

para los creyentes
un olivo más en tu monte
para mi sólo un coleccionista
de almas
que como canicas se esparcieron
cuando rompiste el bote
y ahora intentas recuperarnos

que sepas que yo escapé
por las alcantarillas,
estoy tan sucio que
no me querrás
para tu inmaculada colección

7:30h
(por Xavi Martín)

de nuevo te veo amanecer, mi tierra
despertamos juntos al invierno
los jardines escarchados
el cielo blanco
los tejados congelados

de nuevo despertamos juntos
y todo son recuerdos de inviernos
el vapor que es mi aliento
las mejillas a flor de rasgarse
los pantalones fríos contra la piel

de nuevo estamos juntos
y aunque frío, todo son besos
gorro, bufanda y guantes
y el placer que me produce
llevar un abrigo que pesa más que yo

si anoche la noche era negra
hoy la mañana es blanca
de nuevo otro invierno juntos
después de tanto tiempo

RELATO MONOCROMO


MONOCROMO
(por Fernando Lima)

Al llegar a casa, mi esposa se me quedó mirando más tiempo de lo normal. Puso unos ojos que sólo es capaz de ponerlos alguien a quien una piraña le está devorando el dedo meñique del pie izquierdo o alguien a punto de estrellarse en el suelo tras una mala experiencia con el puenting. Al mismo tiempo, gritó:
- Cariño, estás monocromo.
Mi esposa sólo utiliza ese apelativo (“cariño”) cuando tiene un reproche en la recámara o cuando algo malo sucede, así que me alerté. Debido a mi escaso conocimiento del griego y a mi natural flemático, lo primero que hice, igual que habría hecho todo aquel que desconociera el significado de esa palabra, fue conectarme a Internet y buscar “monocromo” en el DRAE (lo tengo en Favoritos):
(Del lat. monochrōmos, y este del gr. μονόχρωμος).
1. adj. De un solo color.
Ante esta revelación y el estado de inquietud de mi esposa, me miré en el espejo del cuarto de baño y sí, ciertamente, estaba monocromo. Más en concreto, estaba verde. Y no sólo la piel, sino también el pelo y la ropa. Todo era verde.
- Llamaré al médico –dije preocupado.
Lo que conseguí con la llamada fue una receta de paracetamol y un volante para el oftalmólogo, por lo que concluí que el médico o no me había tomado en serio, o bien no conocía el significado de la palabra y no tenía Internet en la consulta.
Aquella noche dormí en el sofá, ya que mi esposa se mostraba un poco reacia a compartir su cama con un ser monocromo. A la mañana siguiente me desperté descansado, pero seguía monocromo. Ahora era rojo. De un color rojo vivo, intenso, urgente. Mi esposa me vio, agarró las maletas y se fue a casa de su madre. Era la excusa que estaba buscando. Ante esta coyuntura, no fui a trabajar.
Al tercer día me desperté amarillo y al otro, azul. A la tarde era gris marengo. Pero continuaba siendo monocromo.
- No puedo seguir así –concluí al día siguiente entre lágrimas violetas.
Así que decidí ir a trabajar, pero me despidieron, ya que mi tono no se correspondía con la imagen corporativa de la empresa. Era la excusa que estaban buscando.
Meses después, sigo en el paro y mi mujer no da señales de vida. Podría decirse que soy una persona desgraciada, pero, en realidad, mi vida ha adquirido un inesperado sentido. Ahora no sé qué me va a esperar a la mañana siguiente: todos los días son distintos. Monocromos, pero distintos.

YO CONTRA EL MUNDO



DORMIR O MORIR
(por Eva Ortiz)

Viernes, once de la mañana, me siento delante del ordenador. Pongo algo de música. Abro el Word. Una página en blanco delante de mí. Escribo el título. Dormir o morir. Tengo una idea más o menos clara de lo que quiero decir. Quiero escribir sobre la abbbbburrrrrrida rrrrrutiiiinnna de todos los días, de lo rápido que pasa todo, el tiempo, los acontecimientos que con tanta ansia esperamos, en fin: la vida. De lo que nos escudamos en lo cotidiano, pero no sólo en la cotidianidad, sino en lo más bajo y rastrero de nuestras costumbres para no pensar, para pasar el tiempo dormitando. Para evitar la angustia y los fantasmas que acechan a lo novedoso. Por ejemplo. Suena el timbre, me levanto. Es Vicente, el cartero. Un fajo de cartas. Lo habitual: carta del Santander, carta del BBVA, Iberdrola... todos esos ladroncillos para los que dormitamos y trabajamos. En último lugar, un sobre de papel bastante grueso, del tamaño de una cuartilla. Bordes ligeramente dorados (¿más se considera hortera?. ¿Hasta dónde hay que llegar con los bordes dorados?). A estas alturas, todos aquellos que habéis recibido alguna de ésas sabéis de lo que hablo. Abro el sobre. Una cartulina que desdoblo con una sensación de incontenible angustia y con una mueca que se asemeja más a la locura que a una sonrisa. Luego un gesto de abatimiento. No, no te ha tocado un millón de euros. Es... es... lo más temido del mundo. ¡Una oferta que no puedes rechazar! La BODA DE UN FAMILIAR CERCANO. ¿Hay algo más horrible y espeluznante? Quizá una muerte lenta y pública. Pero ya. Me siento de nuevo. Enciendo un cigarrillo. Miro la pantalla en blanco y de nuevo pienso lo que quiero decir: ¡no quiero ir!. Pienso en el encuentro con todos aquellos familiares efusivísimos que se alegran tanto de verte y a los que hace tiempo que no ves (¿No habéis pensado en que si hace tanto que no nos vemos será por algo?), piensas en todas esas re- presentaciones: - ¿Te acuerdas de fulanito, el novio de tu prima segunda? (¡Obviamente no!, ¿Por qué me tendría que acordar del tipo más anodino del mundo?), te ves a ti misma con tus mejores tacones, tu vestido más elegante, tu bolso más ridículamente pequeño (inevitablemente a juego con los zapatos), esperando, ESPERANDO (¿no pueden salir de la iglesia- juzgado sin que haya una multitud de gente a la puerta armados con arroz para tirarles con toda su mala leche a la cara?, ¿hay alguna ley latente pero poderosa que se lo impida?, ¿el destino y la mala suerte se cebarán con la feliz pareja si no reciben una lluvia asesina de almidones ricos en carbohidratos?, ¿somos tontos?).
Dormir o morir... esa es la cuestión. ¿Debo llamar a los flamantes novios y decirles que paso de todo?. Puedo excusarme en mi rutina, en mi día a día, en el trabajo, en la distancia que nos separa, en mi dormiteo esencial y vital de todos los días o ¿debo ir y morir de aburrimiento, alcoholizada o bailando a ritmo de Bisbal (o peor, una conga)? A lo mejor, al final, no es tan trágico y no me lo paso tan mal, ¿no?. A lo mejor toda mi familia lejana ha cambiado de personalidad (y su vestuario para las bodas) y son gente afable y encantadora. A lo mejor mis primos pequeños han dejado de ser proto- humanos insufribles y se han convertido en adultos interesantes. A lo mejor puedo desdoblarme y mandar a mi doble a una muerte segura. A lo mejor una siesta no vendría mal.

UN BORNICHO EN BARCELONA



MONOCHROME
(por José Bermúdez)

Hoy he visto las tejas de tu cielo
y cómo el viento te ensucia el mar.
No son tuyos, ocupan tu lugar,
te crees botín de su eterno duelo.

Meadas de perro toman tus calles,
sirves en bandeja tus esquinas
dentro de platos que rechazan propinas.
No es por el cuello; se ahoga por el talle.

¿Acaso lloras la suerte ajena?
No confíes tu maltrecho oído
A la palabra que en el aire apena.

El mal que padeces está extendido,
siembra y recoge a su antojo,
y por Escala de Grises es conocido.

RECOMENDACIONES

LA PRIMERA IMPRESIÓN

Este mes además de toda la publicación aprovechamos para anunciar y recomendar un cortometraje en el que nuestro amigo Oscar Sánchez participa como actor. "La primera impresión", guión de Rosa López y María José Moreno, nos cuenta en poco más de tres minutos una historia de amor y humor, tierna y surrealista, excéntrica y tan real como la máxima de para gustos los colores, o que en los tiempos que nos corresponden cada uno encuentra la felicidad y la comprensión en el sitio y en la persona, animal o cosa que menos se imagina.

El cortometraje se presenta a la séptima edición de Notodofilmfest así que vedlo una y otra vez, descargadlo y si queréis, comentadlo. Aquí tenéis el link.

http://www.notodofilmfest.com/index.php?corto=12237

MONOGRÁFICO YANN TIERSEN



YANN TIERSEN
(por Xavi Martín)

A los 25 años publicó su primer disco "le valse des monstres" y desde entonces han pasado trece años y trece discos, algunos años no ha publicado pero otros ha publicado dos discos en el mismo año. Ahora (en 2008) ha sacado un nuevo álbum llamado "Tabarly", una serie de temas instrumentales dedicados a Eric Tabarly. Sin duda fue la banda sonora de "le fabuleux destin de Amélie Poulain la que impulsó su nombre fuera de su país. Es en 1998 en el disco de "le phare" donde saca el tema de "monochrome" junto a otro de los grandes nombres de la escena alternativa francesa Dominique A.

Una de las características que más hace destacar la música de Yann Tiersen es sin duda una mezcla provocada por su dos principales influencias, el rock y la música clásica, ya que su educación musical se realizó en conservatorios, así es que podemos encontrar muchos temas en los que se mezclan guitarras muy rockeras con arreglos para cuerda, e incluso orquesta, muy clásicos. Otro de los atractivos es que él sea multi-instrumentista hasta el punto de pasar de los instrumentos propiamente dichos a los instrumentos de juguete, como pianos, con los cuales consigue efectos sonoros de gran sutileza y emoción. Y esta búsqueda de nuevas sonoridades hace que incluso incorpore a su banda instrumentos como las ondas martenot (instrumento electrónico de la era del tubo de vacío) magnificamente tocado por Christine Ott.

En definitiva un gran músico con una gran imaginación y una gran capacidad de trabajo lo que nos asegura años de buena música.