martes, 4 de noviembre de 2008

PENSAMIENTOS BUFFALO 90



PENSAMIENTOS "BUFFALO 90"
(por Xavi Martín)

Somos elefantes entre estatuas de cristal pero hay una cantidad exacta de hilos capaz de inmovilizar a un elefante.

La música, una caricia, un miedo, el silencio, la agorafobia, las miradas malas y las miradas buenas, un capricho, el fracaso, la derrota, el deseo, el dinero...todo esta hecho de hilos capaces de retener a un elefante. La única variable que cambia es el tamaño del paquidermo.

Hay una cantidad exacta de hilos capaz de inmovilizar a un elefante pero basta con romper un hilo para que esa cantidad ya no sea exacta.

RELATO CAFÉ


CAFÉ
(por Fernando lima)


Al contrario de lo que piensa la gente, las noches en el café no son más largas. Me gusta estar en el café, contando mi día o mis días a algún camarero. Son tiempos en los que escasean las buenas historias y estoy seguro de que agradecen un alivio de la realidad como el que les proporciono. De hecho, el otro día, no recuerdo muy bien cuándo, uno, aquél de la voz de cadáver, me hizo una pregunta. Quien hace una pregunta es porque está interesado. Si no, hace el imbécil. O es demasiado amable. Pero son tiempos en los que escasea la gente amable. Y más en el café.

Paso más tiempo en el café desde que llegué a la conclusión de que no necesito pasar el tiempo con nadie. No necesito a nadie. Ni siquiera a aquel camarero de la voz de cadáver y sus preguntas. Tampoco a la de la trenza desordenada que me rellena el vaso. Eso no quiere decir que nadie me necesite. Al contrario. Hubo una época en la que yo era muy necesario. Puedo decir que el frágil equilibrio que me rodeaba dependía, en gran parte, de mis decisiones. Todo era como un papel de fumar en el que yo ponía el tabaco. Lo liaba y lo encendía. Más tarde tiraba las cenizas.

Sí, era grato que se tomaran molestias conmigo, que se preocuparan por mí. El dolor era más tolerable de esta manera. Pero era muy difícil no romper nada. Aquí, en el café, me da igual romper cosas. Ayer tiré al suelo una jarra de cristal, de ésas con el asa de plástico negro. La de la trenza desordenada me miró mal. El camarero de la voz de cadáver me preguntó quécoñohaces. Le respondí con un disparo a la cabeza. A la de la trenza sólo pude darle en el hombro. Y gritos. ¿Por qué tienen que gritar? Después, cuando me dispararon a mí, no grité. Sólo caí de rodillas. Feliz.

Me gusta estar en el café.

CONCEPCION BUFFALO 90


CONCEPCIÓN BUFFALO 90
(por Xavi Martín)

Hay veces que ni la distancia puede con las complicidades y eso nos pasó, una vez más, a Fran Baez(Blue Velvet) y a mi, sin ponernos de acuerdo de antemano, acabábamos de ver "Buffalo66" de Vincent Gallo y hablando sobre la película decidimos plantearnos hacer una canción cada uno con ese título. Haciendo referencia a otro film "5 condiciones" de Lars Von Trier y Jorgen Leth decidimos ponernos 5 condiciones para hacer las dos canciones. Una vez realizadas las canciones por separado tendríamos que ponerlas en común en una cita en Salamanca.


Una vez juntos terminamos nuestras sesiones con dos canciones entre las manos. Por un lado una que cumplía las cinco condiciones: 1. el titulo debía ser "Buffalo66", 2. debía estar en primera persona, 3. debía haber una referencia a la lluvia sin pronunciar tal palabra ni utilizar el ruido de la misma, 4. el tempo debía ser de 60 la negra o bien el doble 120, y 5. debía estar en tonalidad de Fa o bien su relativo Re menor. Y por otro lado otra que que violaba cada una de las condiciones: 1. se tituló "Buffalo90", 2. estaba en primera persona pero cantado a dos voces, 3. no hay ninguna referencia a la lluvia, 4. el tempo se marcó a 90 el punto medio de las dos velocidades posibles, y 5. la tonalidad...jamás se acercó a Fa.

"Buffalo90" partió de Salamanca con las guitarras, el piano y las voces de ambos grabadas y al llegar a Barcelona se añadieron las bases y el bajo de Octavio.

Et voila, bon apetit.

MONOGRAFICO BLUE VELVET

MONOGRÁFICO: BLUE VELVET
(por Xavi Martín)



Fran Báez (guitarra y voz): Nos conocimos en el momento equivocado, pero la culpa sólo era de la edad. El caso es que al final aprovechamos el tiempo en Salamanca, compusimos, tocamos, fotografiamos, leímos, escuchamos, bebimos y fumamos, y abusamos de todos los excesos. Y me alegro porque cuando cada uno seguimos nuestro camino todo eso nos lo llevamos en la mochila y "hoy por hoy" ese es el motor que nos lleva a seguir juntándonos de vez en cuando para hacer lo que hacíamos pero un poco más viejos.


Oscar Sánchez (bajo, teclados y melódica): No se pudo negar a tocar conmigo pero, principalmente, fue porque se lo ofrecí casi a traición con un bar repleto de público. Así se convirtió en "Mr. Orange", su alter ego en "Molly Blue & la Sarao Corporation". Y terminamos por compartir muchas más andanzas como "el motor del idiota" poemario musicado de José Encinas. Y muchas más que nos quedan y que seguimos haciendo cuando nos vemos.


Marcos Alvarez (batería): No sólo compartimos escenarios llevando el baile a cada fiesta de cada recóndito pueblecito, sino que mientras tanto íbamos compartiendo muchos kilómetros y con ellos muchas charlas, mucho cansancio y muchos sueños. Y aunque yo me cansé antes, ya que él había empezado más tarde, aún hoy me apuntaría un verano más.

Por todo eso ese mes dedicamos nuestro tiempo a Blue Velvet .
Salud, hermanos!